Wednesday, May 5, 2010

Life / 2 / Vida

Life / 2 / Vida

Ladies and gentlemen!
Welcome to Life!
Welcome to Life Refill Center!

For English, press one
Para español, oprima dos

Dos

Para confirmar, la vida que usted
desea recargar es:
la de Juan Pérez,
nacido en cualquier parte
de ascendencia hispana
pero no reconocido por los españoles
mitad italiano y con algo de sirio
pero ignorado por ambas partes,
varado en el mundo,
código de autorización para vivir: 16.933.292

Si esto es correcto, oprima uno
Si es incorrecto, marque el nueve

Nueve

Por favor, marque los 8 dígitos
del código de autorización para vivir
que usted quiere recargar:
pi.pi.pi.pi.pi.pi
16.933.292

Lo sentimos, ése no es un
código de autorización para vivir válido.
Por favor, intente nuevamente.
tu-tu-tu-tuuuu

Ladies and gentlemen!
Welcome to Life!
Welcome to Life Refill Center!

For English, press one
Para español, marque dos

Dos

Por favor marque los 8 dígitos
de su código de autorización para vivir,
finalizando con el símbolo de número:
16.933.292 numeral

Gracias por usar nuestro sistema
automatizado de
recarga de vida.
Lo sentimos mucho,
pero en este momento
no podemos acceder a su cuenta.
Por favor, intente nuevamente
más tarde.
tu-tu-tu-tuuuuu

Ladies and gentlemen!
Welcome to Life!
Welcome to Life Refill Center!

For English, press one
Para español, diga español o marque dos

Español!...

For English, press one
Para español, diga español o marque dos

Español!...
For English…

Dos!!!

Gracias por elegir nuestro centro
de recarga de vida.
Por favor, ingrese los 16 dígitos
de su código de autorización para vivir:
16.933.292
Usted ingresó 16.933.292
si esto es correcto, diga sí, o marque uno
Sí!
Lo sentimos, con este código de
autorización para vivir de 8 dígitos
solo le queda media vida para vivir
y no estamos autorizados para
efectuar ninguna recarga.

Para otras opciones marque Dios.

Adiós.


Alejandro Gil

3 comments:

  1. Me alegro que hayas colgado este poema, tuve el placer de leerlo cuándo me lo enviaste.
    Siga nomás, siga.
    Un abrazo

    ReplyDelete
  2. Hermoso y amargo pero vital poema, Alejandro. Los contestadores automáticos, además de, por lo visto, no reconocer la eñe, nunca tienen las raspuestas a lo que quisieramos que nos respondieran. Pero es igual, acaso Dios tampoco y aquí estamos.

    Me alegro de que Ines me haya puesto en contacto con tu blog. Es todo un hallazgo.

    He de decir que había leido el primero y dejé pendiente una larga contestación que al final no pudo ser pero que se resume en que me pareció un recorrido extraordinariamente rico en sugerencias y emociones en el que Atlanta no es solo metáfora sino también aventura carnal y despiadada.

    Gracias amigo por estos corazonados poemas.

    Un gran abrazo.

    ReplyDelete
  3. Gracias, Manolotel!!! Es gratificante leerte!!! Voy a seguir subiendo cosas... Lo bueno sería saber quién sos!!! Un abrazo!!!

    ReplyDelete