Wednesday, February 20, 2013

Entrevista: Arte y lectura juntos en “El Gigante del Corazón Henchido” de Alejandro Gil.

Dibuja lo que lees… 

Arte y lectura juntos en “El Gigante del Corazón Henchido” de Alejandro Gil




Entrevista realizada 
por Cynthia Juárez, 
para Agencia Anita.

Para generar curiosidad, paso uno, levantar la impostura del objeto-libro. 
Así, los notorios 42 centímetros de alto se encargan de decir y no exactamente en palabras la atención ganada en el primer pantallazo visual. Conquista muy apta para aquellos lectores de no más de un metro, y también del curioso adulto que busca junto a los familiares de menor edad matizar las altas temperaturas veraniegas, pues lo que sucede entre los libros y las personas es un encuentro, que convoca, provoca y sobre todo comunica.

Como bienvenida, las tapas de esta obra se presentan en un blanco impecable, cortado por el anillado y las letras en negro; tipografías en distintos tamaños son ubicadas en su portada acaparando todo espacio, desde el título se nos avisa la ausencia de lineamientos, una historia que ya genera cierto atropello a lo preconcebido. Este formato especial, invita justamente a que en cada hoja de cartulina se aproveche el diseño donde la constante ausencia de color  imploran ser revividos en juegos de acuarelas o lápices para que en esta evidente guerra entre blancos y negros El gigante del corazón henchido  cobre existencia de la mano de quién quiera atreverse a crear.

La literatura tradicional para niños que en un principio estuvo marcada con portes contenidistas dirigidas al niño-alumno, ya exige cada vez más al lector infantil, proponiéndole nuevas formas de leer e intervenir con la lectura el mundo que lo rodea. 

Según la edición “Ver para leer”,  realizada bajo el apoyo del Gobierno Nacional de Chile, una de las más recientes tendencias del libro infantil y juvenil es el libro-álbum, publicaciones de gran ilustración donde  el peso del argumento está en la lectura de imágenes, y si es que hay  son mínimas las intervenciones textuales. Su aparición provocó un significativo aporte a la tarea de contar una historia con recursos diferentes a los convencionales. Hoy inundan el mercado editorial. Un poco El Gigante… también sigue esta marca de sus contemporáneos, exigiendo participación en la historia; sin embargo su circulación por  fuera del mercado editorial, lejos de las librerías o del alcance en alguna biblioteca ve limitada su difusión a los alcances de su autor que es también el editor y diseñador del trabajo, manteniendo en lugares marginales escondidos de la existencia a estas nuevas formas de considerar a la niñez.

Ya en palabras de su autor Alejandro Gil,  es esta una obra que “quien lo tome pueda intervenir el libro, dibujarlo, colorearlo y así desplegar la creatividad que hay en cada uno”. Este salteño radicado en Tucumán, escritor, poeta, diseñador gráfico, y de otras múltiples labores que lo enlazan al campo de las letras, se describió en charla con ANITA como una “persona que quiere hacer arte, y por eso busca lograr belleza con las cosas que hace”, al punto de “crear, crear como una necesidad que tengo, el arte hay que hacerlo de forma novedosa siempre, es buscar y buscar sin nunca conformarse, arriesgarse con las palabras”.

El Gigante  es en sí un pedido explicito de la apropiación del relato con la puesta en práctica del dibujo, para que el lector construya y deje plasmado en él sus propios sentidos, transite sus propios caminos dentro de la historia que está leyendo; pues en palabras del fallecido escritor argentino Jorge Luis Borges “una literatura difiere de otra menos por el texto que por la forma en que se lee” y en este caso tal como lo describe el ilustrador Istvan Schritter no es simplemente "ilustrar" un texto, sino crear un nuevo discurso dentro del libro que vaya paralelo a la escritura. El mismo Istvan propuso en uno de sus libros páginas en blanco y negro con recortes que debían ser rellenados con pliegues de figuritas que se encontraban en la misma publicación. En una imagen se transforman los objetos del mundo, el conocimiento que se tiene sobre ellos y, además, los sentimientos y más cuando, citando a la escritora Juana de Ibarbourou, “La niñez es la etapa en que todos los hombres son creadores”.

He aquí lecturas rápidas a lo que la orden del almuerzo exige un Fast-Food o lo más ligero que evite subir la térmica. El cuento es rápido, cada página resuelve en un párrafo un trozo de relato, un hilo tendido a la sumisión de “que lo hacemos nuestro desde el principio al final” dirá Alejandro Gil para referirse a las 12 páginas de este libro de colección, que nos permite a su vez poder saltear páginas, comenzar al final y terminar al principio y sorprendentemente sin lograr con ello acabar la historia. Sin embargo, su prosa exige algo más, y es detenerse en alguna palabra y/o en las imágenes generadas de ella, pues ahí un nuevo desafío y tal vez porque la praxis de la lectura requiera “plantarle una posición ante el mundo al chico también, por eso el uso del lenguaje que puede requerir en algunos casos intervención de algún adulto, y eso plantea que ambos puedan convivir en esta experiencia, participando y eso va más allá de lo pensado en la escritura” planteó Gil.

Interesado en producir relatos para las infancias, Gil actualmente está trabajando en su próximo libro, por influencias de su último viaje a Estados Unidos. Será bilingüe y con ilustraciones a su cargo y vendrá cargado de interrogantes, habría que preguntarse Why? ¿Por qué? Sin dudas el autor inventa historias que buscan salir del formato tradicional.

Por ahora, dibujantes o no, El Gigante… le prepara a los niños, niñas y no tan niños ni niñas un juego tentador, donde el famoso “no escribas el libro” aquí se vuelve contrario a la norma, la invitación es clara, el receptor no sólo tendrá una historia se apropiará de ella a su o sus manera/s.

CONTACTO: El gigante del corazón henchido es el último libro de Alejandro Gil.
Un cuento para niños y no tan niños.
En un formato especial (42 x 30 cm) con tapas de cartón y hojas de cartulina de alta calidad, el autor nos invita a jugar con el libro, con su cuento.
Solo se vende por pedido: comunicarse con Alejandro Gil, por mensaje privado de Facebook, al celular 0381 155 050 923, o al e-mail: alejandrogil4@yahoo.es

FUENTES:
Istvan Schritter: www.istvansch.com.ar reportaje - http://forodeilustradores.com.ar/articles/comino-01.htm
 http://www.imaginaria.com.ar/15/6/istvansch.htm
http://www.bibliotecas-cra.cl/uploadDocs/200805081101470.Ultimo%20LIBRO_CRA_DIC18.pdf
http://planlectura.educ.ar/pdf/cuadernillo%20comp%20F.pdf












http://www.agencia-anita.com.ar/cultura/arte-y-lectura-juntos-en-el-gigante-de-corazon-henchido-de-alejandro-gilhtml